Marea en el buque de arrastre de fondo Galán Castellano

    Categoría(s):

La semana pasada disfruté mucho con los dos días de pesca que realicé. El primero, en un buque de cerco para pescar jurel y sardinas y, el segundo, en un buque de arrastre de fondo para pescar langostinos, acedías, puntillitas, etc.

Como me ha gustado tanto la experiencia, quiero compartir con todos mis amigos la crónica del día de pesca de arrastre, acompañada de algunas fotos de la misma, puesto que el sector pesquero es realmente un gran desconocido en la sociedad y me gustaría poner un granito de arena para que se vaya conociendo más.

25 de agosto de 2017 | Crónica de un día de pesca en un buque de arrastre de Sanlúcar de Barrameda.

2:15h Embarcamos en el buque de arrastre “Galán Castellano”, con el armador y patron el “Jopi” (José Luis). Hoy vamos José Carlos Macías (técnico de la cofradía de Pescadores),Víctor Martin (cocinero y dueño del restaurante Trigo de Valladolid, con una estrella Michelín) y yo.

Salimos inmediatamente, a unos 10 nudos de velocidad. La caja azul está activada y el DEA anuncia el comienzo de la marea.

Crónica día de pesca de arrastre en buque de fondo Galán Castellano, acompañada de algunas fotos de la misma, Javier Garat | CEPESCAEl buque tiene 21 metros de eslora. La tripulación está formada por 5 personas: Jopi (patrón), Agustín (cocinero y contramaestre, alias el Chacho), Antonio (nevero, alias el dieciocho -porque su abuelo tenía 18 parejas de barcos-. Antes de dedicarse a la pesca estuvo trabajando de portero de discotecas y de guardaespaldas), Juan (motorista mecánico, alias el abuelito, tiene 52 años. Es un cachondo mental), Antonio (timonel y nevero, alias el culibri).

Vamos a salir a pescar langostinos. El caladero está, más o menos, a una hora y media, en la conocida como la playa del Chucho. Según el patrón, en las cartas náuticas las aguas de Sanlúcar llegan hasta la Torre del Loro, que está a la altura de Matalascañas, más o menos. Así consta en los libros antiguos. Se pesca a unas 10-11 millas de la costa.

Hoy, de los 45 buques de arrastre de Sanlúcar, unos 30 irán a pescar langostinos.

3:44h Jopi reduce la velocidad del buque y empieza a calar el arte (80 metros de red, 120 de malleta y unos 200 de cable). Estamos a una profundidad de 11 brazas y a una velocidad de 3,5 nudos. Tras un momento de parón, al haberse quedado enganchada parte de la red y siendo necesaria remendarla un poco, la operación de calado continúa. En unos 8 min el arte está calado. Este primer lance durará unas 4h. hasta el amanecer. A ver si hay suerte.

4:19h. Nos metemos en la cama para descansar un poco. El día va a ser largo y conviene descansar.

7:58h Jopi nos despierta con la bocina. Pronto empezará a recoger la red (chorrar). Hay que levantarse.

8h Comienza a chorrar. Dos tripulantes en popa. Los otros dos manejando la maquinilla.

8.03h Las puertas ya están arriba. Jopi da instrucciones.

8:05h La red se empieza a ver. Las primeras acedías asoman y caen en cubierta.

8:09h El copo está en cubierta. Desde arriba veo langostinos, galeras, acedías, chocos, mojarras, brecas, anguilas, albures, arañas, tapaculos, salmonetes, pulpos y calamares. El patrón acelera para buscar la nueva zona de pesca.

8:13h Lo primero que recogen en cestas (6 kg) y clasifican son los langostinos. Tres marineros realizan de rodilla dicha labor. Los chocos ya están metiéndose en otra cesta. Hay una mezcla de langostinos “Pablo Romero” (grandes) y los terciados (medianos).

8:20h Primera cesta de langostinos llena. Comenzamos con la segunda. Hace un rato que ha amanecido. El día está raro. Un poco nublado. Esta noche han caído unos gotas de lluvia. Poca cosa, sin importancia. La temperatura es agradable.
Las aves se arremolinan siguiendo la estela del barco. Tienen hambre. Saben que algo de pescado podrán comer. El cocinero limpia tres chocos recién pescados. Parece que va a preparar algo de comer con ellos.

8:43h Comienzan a calar el arte por segunda vez. Ahora ya no irán por langostinos y será más breve. Unas dos horas y media. Van a intentar coger corvinas. El día anterior un buque llegó a pescar 87 corvinas. Con esa venta le arreglan el mes a cualquiera.

8:45h La red ya está completamente en el agua.

8:48h El arte está completamente en el agua. Ahora es cuando se ponen a clasificar el resto del pescado. Sacan una mesa de madera y unos taburetes. Mientras el patrón dirige el barco, los otros cuatro tripulantes clasifican el pescado alrededor de la mesa. Lo hacen bastante rápido. Se nota que tienen experiencia. Una vez clasificados, los limpian con agua de mar y los meten en la bodega con hielo para su adecuada conservación.

9:10h Han terminado de clasificar el primer lance. Uno de los marineros baldea la cubierta de popa para recibir el pescado del siguiente lance.

9:15h Agustín, el cocinero, comienza a preparar la comida. Va a cocinar un arroz con langostinos y chocos. Los chocos, recién pescados, los ha limpiado y troceado. Está haciendo un sofrito con cebolla, pimiento y tomate, cortado en trozos pequeños. Una vez que el sofrito está preparado, echa los chocos. Ahora cuece los langostinos. Utilizará ese agua para el arroz. También va a cocer unas galeras con agua de mar. Agustín lleva toda su vida en la mar, desde pequeñito. Tiene 58 años. No sabe leer ni escribir. Tiene 4 hijos, dos de ellos separados, por lo que viven en su casa. Los hijos están en paro. Con su jornal viven todos ellos. Gana unos 1500 – 2000€ al mes. No tiene dientes, por lo que no puede comer alimentos duros. Tiene mucho arte. Es un hombre alegre, a pesar de sus circunstancias.

9:47h Las galeras ya están cocidas. Vamos a “desayunarlas”

9:50h Comienza el desayuno. Galeras cocidas, langostinos cocidos, paletilla ibérica de bellota de Castro y González (que he traído yo), pan y manzanilla La Goya. ¡Ole! De repente, sacan unos congrios que han secado al sol…

10:58h Comienza a chorrar la segunda “corría” (lance).

11:02h Las puertas ya están arriba.

11:04h El copo está dentro. Ninguna corvina. Hay lenguados, pulpos, brecas, calamares, tapaculos, acedías, galeras, pintarojas, gambas, puntillitas, cabrachos, pescadillas, 1 manta raya, congrios. Poca cosa.

11:07h El patrón cambia de zona para calar la tercera.

11:09h Empieza a largar por tercera vez. Velocidad: 3,3 nudos. Profundidad: 32,8 brazas. A 17 millas de la costa, a la altura de Matalascañas.

12h Nos pegamos otra siestecita.

13:30h Nos levantamos de nuevo. Pronto vamos a chorrar.

13:39h Empieza a chorrar.

Crónica día de pesca de arrastre en buque de fondo Galán Castellano, acompañada de algunas fotos de la misma, Javier Garat | CEPESCA13:49h Todo el arte está arriba. De nuevo, poca cosa. Más de lo mismo, además de una langosta. En los dos últimos lances han entrado varias tinajas (cántaros) de los que utilizan los artes menores para pescar pulpo. Están en una zona donde no deberían estar. Es decir, son ilegales (beberían estar de 6 millas para dentro y nosotros estamos a 17 millas). Les fastidia mucho porque les limita la zona de pesca a los arrastreros y le produce daño en las redes. Además, se puede comprobar cómo el fondo marino está sucio. Hemos encontrado latas de bebidas, bolsas, plásticos, unos zapatos, etc. Los arrastreros hacen una importante labor de recogida de basura del fondo marino que, en la mayoría de las ocasiones, es llevado a puerto para su reciclaje.

13:58h Largan de nuevo la red. Será la última, ya rumbo a Bonanza. Por radio se comunican los barcos. En general, el día está siendo malo para todos. Tienen la esperanza de poder pescar alguna corvina que les salve el día.

15h Todo el pescado del tercer lance está ya en la bodega con hielo. Ahora vamos a comer el arroz con langostinos y chocos y pollo frito.

15:35h El arroz y el pollo estaban cojonudos. Regados con manzanilla La Goya, mejor.

16:30h Comienzan a chorrar la última corría. Tampoco ha sido gran cosa. Más de lo mismo.

17:15h El patrón rellena el DEA rumbo a Bonanza.

Crónica día de pesca de arrastre en buque de fondo Galán Castellano, acompañada de algunas fotos de la misma, Javier Garat | CEPESCA17:45h Llegamos a puerto. Se desembarcan las capturas para ponerlas a la venta en la subasta de la lonja de Bonanza, gestionada por la cofradía de pescadores. Los precios han sido más bajos que el día anterior. Los viernes no suelen ser buenos días de venta. Los langostinos grandes a 58,50 €/kg, los medianos a 36,50 €, los pequeños a 13 €, las acedías a 10,60 €, los chocos a 9,50 €, las galeras a 1,35 €, los calamares a 14 €, los salmonetes de fondo a 11,30 €, las puntillitas a 26,20 € y los tapaculos a 10,10 €.

19h Nos vamos a casa con una bolsa de langostinos que nos ha regalado Jopi. Ha sido una jornada de pesca espectacular. El trato de la tripulación exquisito. Estoy convencido que habría mucha gente que estaría dispuesto a pagar por vivir esta experiencia. La vida de los pescadores es muy dura. El trabajo físico, importante. La gente (consumidores, políticos, medios de comunicación, ONG, etc.) debería reconocer este trabajo y valorar todo lo que hay que hacer para que el pescado llegue a nuestras mesas.

Paz y bien.