Potaje de vigilia con bacalao

Os dejamos aquí un rico potaje de vigilia con bacalao que en olla express tarda 50 minutos. No te olvides el pan, porque mojarán. Recuerda que tanto el bacalao como los garbanzos tendrán que estar en remojo toda la noche.

Ingredientes:

  • 200 gramos de bacalao
  • 300 gramos de garbanzos
  • 100 gramos de espinacas
  • 4 huevos
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Ajo
  • Cebolla
  • Aceite
  • Sal
  • 2 rebanadas de pan
  • 2 patatas pequeñas
  • Perejil
  • Una hoja de laurel

Preparación:

Dejamos el día anterior los garbanzos y el bacalao en agua. Cada uno por separado. Y al bacalao cambiamos el agua cada 8 horas.

Ponemos a cocer los 4 huevos hasta que sean huevos duros. Los pelamos y separamos las yemas por un lado y las claras por otro, y reservamos.

Cortas el pan en rebanadas y usaremos 2 ò 3. Reservamos también. Pelamos el ajo y la cebolla y lo troceamos. Pelamos y cortamos las patatas en cuadraditos pequeños.

Dejamos 3 dientes de ajo para el final.

En la olla fríes aceite y cuando esté caliente pones las rebanadas de aceite hasta que estén doraditas y las sacas. El fuego lo dejamos a fuego lento.

Troceamos el bacalao que hemos tenido en agua durante la noche.

En el mismo aceite echamos la cebolla y los dientes de ajo hasta que se pochen. Echamos el bacalao y seguimos rehogando. Después añades las espinacas y las patatas cortadas en cuadraditos pequeños. Rehogamos todo a fuego lento. Incorporamos los garbanzos y lo cubres todo con agua. Rehogamos y movemos. Añadimos una cucharada de pimentón dulce y otra de pimentón picante. Ponemos sal al gusto. Probamos y cerramos.

Durante 50 minutos dejamos la olla tapada, a fuego lento.

En un bol vamos a poner el pan frito, 3 dientes de ajo. Añadimos aceite, perejil, una cucharadita de pimentón dulce y otra picante. Hacemos una masa e incorporamos las yemas de los huevos duros.

A los 50 minutos abrimos la olla y echamos la masa, y lo movemos para que el agua espese. Echamos las claras aquí. Removemos todo. Añadimos la hoja de laurel. Dejamos que siga calentándose un poco y ya está listo para servir.


Lenguado relleno de gambas en salsa de mandarina

Ingredientes:

  • 4 lenguados
  • 200 gramos de gambas
  • 1 cucharada de harina
  • 1 litro de caldo de pescado o 1 avecrem de pescado
  • vino blanco
  • sal
  • pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Cebolla
  • Mantequilla

Salsa de mandarina:

  • 1 mandarina
  • 1/2 litro de zumo de mandarina o comprar mandarinas y exprimirlas nosotros pero reservar una.
  • Ralladura de mandarina
  • 3 cucharaditas de mantequilla
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 avecrem de pescado
  • Opcional: Batidora de varillas

Preparación:

Como siempre, pedimos lenguado limpio en nuestra pescadería, ya en lomitos. Cortamos los lomos en dos trozos. Los dejamos en la nevera.

Pelamos la cebolla y las gambas. Picamos ambos por separado. Fundimos mantequilla en una cacerola. Pochamos la cebolla en la mantequilla hasta que se ablande y salamos un poco. Y a continuación echamos las gambas y añadimos un poco de harina. Cocemos hasta que se haga una pasta. Salpimentamos y removemos bien. Y reservamos.

En un plato, cogemos nuestros lomitos de lenguado y los salpimentamos por los dos lados. Y los dejamos separados de todo.

Hervimos en medio litro de agua un avecrem de pescado. O si hemos comprado un caldo de pescado, lo ponemos a hervir. Vamos a usar un poco para el horno y la otra mitad la guardamos fría para la salsa de mandarina.

Ahora vamos a hacer una especie de sándwich con los lomitos de lenguado, y echamos la pasta de gambas en medio (es decir, lenguado abajo, pasta y otro lenguado como tapa). En una bandeja profunda de horno ponemos un poco del caldo de pescado que ya tenemos preparado, un chorro de vino blanco y colocamos los “bocadillos” de lenguado. Los regamos con poco aceite de oliva virgen y los calentamos a 180º durante 10 minutos-15 minutos. Reservamos.

Para la salsa de mandarina:

Rallamos en un bol la piel de mandarina. Y la reservamos.

Si hemos comprado zumo de mandarina, pues lo usamos en el siguiente paso. Si no, pelamos las mandarinas, las exprimimos y luego las pasamos por un colador para que no caiga ninguna pepita. Intenta dejar una mandarina entera por si la usas para decorar.

Después, ponemos en una cazuela el zumo de mandarina y dejamos que se reduzca a la mitad. Cuando esté frío el caldo de avecrem de pescado le echamos la cucharada de maicena. Y volvemos a nuestra cazuela con el zumo: Añadimos la piel de mandarina rallada, sal, pimienta, y el caldo de pescado. Y dejamos cocer todo a fuego lento hasta que espese. Ahora vamos cogiendo tres cucharadas de mantequilla y lo batimos todo con una batidora de varillas hasta que quede una masa uniforme.

Sacamos los bocaditos de lenguado del horno y echamos en nuestra salsa el líquido del lenguado que ha quedado en nuestra bandeja de horno.

Si queremos darle un toque perfecto en presentación cogemos una mandarina, la pelamos bien y separamos los gajos. Y los calentamos al microondas 10 ó 20 segunditos. Lo metemos en nuestra salsa, lo movemos un poco y listo para servir. Si tienes demasiada salsa, lo ideal es poner una salsera al lado para que la gente pueda servirse más.


La pesquería del tiburón, datos y curiosidades

Si queremos comprar tiburón, ahora es la mejor época. 

En los siguientes párrafos vamos a contaros algunos datos del tiburón, responder las preguntas más curiosas sobre esta especie, deciros por qué deberíamos incluir el tiburón en nuestras dietas y, al final, proponeros una sabrosa receta.

¿Por qué es bueno comer tiburón?

Bueno para los delicados de estómago: Los tiburones son pescados semi-grasos, con un contenido bastante elevado de proteínas de alto valor biológico que contienen todos los aminoácidos esenciales. Por su textura, sabor y su fácil digestión, encaja perfectamente en la dieta de las personas con estómago delicado.

Ayuda al crecimiento y a la reparación: Sobresale su aporte de vitaminas liposolubles A, que contribuye al crecimiento, mantenimiento de dientes, y reparación de las mucosas, piel y otros tejidos del cuerpo, tanto blandos como óseos. Se conoce también como retinol, ya que produce los pigmentos en la retina del ojo. Esta vitamina favorece la buena visión, especialmente ante la luz tenue.

Aumenta la fertilidad: El tiburón contiene vitamina E, que tiene acción antioxidante, interviene en el mantenimiento en buen estado de las células sanguíneas. Además, aumenta la fertilidad en hombres y mujeres.

Cuida tus defensas: El cuerpo también necesita vitamina E para ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias.

Carece de espinas: La textura de su carne es algo gelatinosa por lo que no se deshace en la cocción y tiene la  ventaja de carecer de espinas, por tanto es ideal para los que no les gusta comer pescado. Y como todos los tiburones, su carne está prácticamente exenta de grasa, es de color blanco, y contiene un suave sabor. Funciona muy bien a la plancha, en lonchas finas, o en tacos y en adobo.

¿Sabéis cuál es el principal arte de pesca que captura tiburones? ¿Sabéis cuántas toneladas de tiburón pesca nuestra flota española?

El principal arte de pesca utilizado para capturar el tiburón es el palangre de superficie. Comenzaron su actividad allá por el siglo XIX, y han faenado en aguas nacionales e internacionales del Océano Atlántico y Mediterráneo y, más recientemente, en el índico y Pacífico. Tradicionalmente nuestros palangreros se dirigían a capturar pez espada y de forma accesoria capturaban tiburones. Con el paso del tiempo, la flota se ha ido especializando en la pesca de escualos.

En España tenemos  221 buques que pueden pescar tiburones y pez espada, no obstante, en 2014,  solo 130 buques se dedicaron a la captura de dos especies de tiburones pelágicos: la tintorera o tiburón azul (Prionace glauca), que cubre el 80 y 82 % del total de sus capturas; y el marrajo dientuso (Isurus oxyrinchus), entre un 12 y un 14 % del total de sus capturas.

Los datos correspondientes al último año cerrado (2014) determinan que la flota española descargó un total de 31.927 toneladas de tiburón (peso procesado y sin la parte correspondiente a los declarados como transbordo). En peso vivo, la cantidad anotada en el DEA (Diario Electrónico de a bordo) fue de 59.250 toneladas.

¿Sabíais que desde 1990 nuestros pescadores llevan colaborando con los científicos por el bien de esta especie? ¿Sabíais que así han conseguido que esté en buen estado biológico?

Nuestra flota fue pionera en los años 90 en la colaboración con los científicos, en concreto, con el Instituto Español de Oceanografía (IEO), para garantizar la sostenibilidad de esta especie. Desde entonces han trabajado dinámicamente en el planteamiento y activación de medidas de gestión de los tiburones para que exista una pesca responsable y sostenible, suministrando datos sobre las zonas y épocas de pesca, la biomasa y el esfuerzo pesquero sobre estas especies.

El citado esquema de trabajo se refuerza en la segunda parte de los noventa y vigoriza en la primera década del actual siglo, colaborando con la flota en el planteamiento y activación de las medidas de gestión de tiburones establecidas por la administración nacional y la comunitaria, así como las organizaciones regionales de pesca de túnidos que, como veremos a continuación, son las encargadas de la gestión de los grandes tiburones pelágicos. Así se ha conseguido que, tanto la tintorera como el marrajo dientuso, estén en un buen estado biológico y que los niveles de biomasa queden por encima de los niveles del Rendimiento Máximo Sostenible (RMS).

La flota, distribuida en tres océanos, queda regulada en el marco de las organizaciones multilaterales de pesca que se encargan de regular la pesca extractiva:

– Océano Atlántico: ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico)
– Océano Índico: CTOI (Comisión de Túnidos del Atún Tropical)
– Océano Pacífico: CIAT (Comisión Interamericana del Atún Tropical) y la WCPFC (Comisión para las Pesquerías del Pacífico Oeste y Central)

¿Sabíais que el tiburón es una de las especies más comunes de nuestras costas? ¿Y que en nuestros mares vive el tiburón más rápido?

La tintorera (imagen anterior) es una de las especies más comunes en nuestras  costas, con una forma de torpedo y una coloración azul intenso en el lomo y blancuzco en el vientre. Es abundante en los mares tropicales y templados de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico, pero también es habitual encontrarla asomando su aleta dorsal en aguas del Mar Mediterráneo. Puede llegar a medir 6´5 metros.

Por otro lado, el marrajo dientuso (imagen superior) es uno de los tiburones más activos y musculosos de nuestros océanos, probablemente sea el más rápido de los conocidos, ya que alcanza hasta los 90 kilómetros por hora. Esta fuerza le permite, además de ser un gran depredador, realizar saltos de más de tres metros de altura fuera del agua. Es una especie muy extendida que podemos encontrar en aguas tropicales y templadas de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico, así como en el Mediterráneo. Es habitual que nade en la superficie con sus aletas caudal y dorsal fuera del  agua.  Es un gran tiburón, con cuerpo fusiforme, esbelto y morro extremadamente puntiagudo, con una boca bastante redondeada y muy larga. Posee dos aletas dorsales muy diferentes, la primera muy grande y la segunda apenas visible y distanciada, que arranca a la altura del ángulo interno de las aletas pectorales. El color en la espalda es de azul-gris a azul oscuro y el vientre blanco. Y puede llegar a medir 4 metros.

¿Sabíais que la flota española tiene prohibido pescar determinadas especies de tiburones que son vulnerables?

Existen algunas especies de tiburones que, por ser más vulnerables, han sido prohibidas por el gobierno de España, por la UE y por las ORP (Organizaciones Regionales de Pesca). Por ello, nuestra flota tiene prohibida la pesca de:

Nombre especie Nombre científico CÓDIGOS FAO Zona
Tiburones zorro (todos) Familia Alopidae THR TODAS
Tiburón martillo (todos) Familia Sphynidae SPY TODAS
Tiburón oceánico/Tiburón oceánico de punta blanca Carcharhinus longimanus OCS TODAS
Tiburón sedoso Carcharhinus falciformes FAL ICCAT/WCPFC
Marrajo sardinero Lamna nasus POR TODAS
Tiburón peregrino Cetorhinus maximus BSK TODAS
Tiburón blanco Carcharodon carcharias WSH TODAS

 

Esperemos que os haya gustado esta información. Ahora que sabéis un poco más sobre esta especie, os dejamos una rica receta de otro tipo de tiburón: el cazón.

¡Que disfrutéis haciendo el famoso plato andaluz: cazón en adobo!

 


La Virgen del Carmen, patrona de los pescadores

Hoy, 16 de julio, es día grande para el sector pesquero. Celebramos el día de la Virgen del Carmen, formalmente Santa María del Monte Carmelo en alusión al Monte Carmelo en Haifa (Israel) y patrona del mar. La veneración a la Virgen del Carmen, que se remonta al tiempo de las cruzadas, con la constitución en Europa de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo, se extendió rápidamente en el Viejo y el Nuevo Continente. 

Cuenta la historia que el 16 de julio de 1251, ante las suplicas de Simón Stock, entonces superior general de la Orden, que en ese momento atravesaba serias dificultades y temía incluso su desaparición, la Virgen del Carmen se le apareció y le hizo entrega del milagroso Escapulario del Carmen con estas palabras: “todos los que mueran revestidos de este escapulario no padecerán el fuego del infierno, es una señal de salvación, refugio de los peligros, alianza de paz y pacto para siempre”.

Desde esa época se denomina a María, Estrella del Mar, “Stella Maris” en latín, y es así como denominaba la iglesia católica a sus centros de apostolado localizados en los puertos. El mismo Stock utiliza la denominación en una de sus plegarias: “Flor del Carmelo viña florida, esplendor del cielo, Virgen fecunda, singular. ¡Oh madre tierna, intacta de hombre, a todos tus hijos proteja tu nombre, Estrella del Mar!”.

En España, donde la devoción a la Virgen del Carmen está muy arraigada, los pescadores la consideran su fiel protectora ante posibles naufragios y tempestades, y porta además el título de Patrona de la Marina Española, motivo por el que también se la denomina Stella Maris – Estrella de los Mares. Fue en siglo XVIII, siendo ya muy popular en nuestro país la fiesta de la Virgen del Carmen, cuando el almirante mallorquín Antonio Barceló Pont de la Terra alentó su celebración entre la marinería y, a partir de ese momento, la Marina fue dando más importancia al patrocinio de la Virgen del Carmen que al de San Telmo. Aunque ambos siguen compartiendo el fervor de los marineros.

La veneración de marineros y pescadores de la Virgen del Carmen está relacionada con sucesos como el que tuvo lugar en el verano de 1845. El barco británico Rey del Océano se vio atrapado en medio de un feroz huracán y un pastor protestante, junto a su mujer, sus hijos y otros pasajeros subieron a cubierta a suplicar auxilio. El joven irlandés John McAuliffe, que formaba parte de la tripulación del buque, se quitó el escapulario de la Virgen del Carmen y lo lanzó al mar. El viento se calmó y una única ola alcanzó la cubierta depositando el escapulario a los pies del marinero.

Cada 16 de julio la práctica totalidad de las ciudades y pueblos costeros de nuestro país le rinden culto en forma de procesiones y emotivas romerías marítimas. Destacan las celebraciones de localidades de Galicia (Celeiro, Burela, Vigo o Ribeira), Andalucía (Algeciras, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María, Barbate o Almería), País Vasco (Bermeo, Ondárroa oSanturce), Cataluña (Tarragona o Palamós), Cantabria (Santander y Suances), Comunidad Valencia (Castellón, Torrevieja, Santa Pola, Denia, Javea o Calpe), Murcia (San Pedro del Pinatar) y, cómo no, Canarias (La Orotava, La Isleta en Las Palmas o Los Realejos).

La devoción a la Virgen Marinera pervive también en muchos países de Latinoamérica desde Perú hasta Chile pasando por Guatemala y Puerto Rico.

¡Feliz día de la Virgen del Carmen y felicidades a todas las Cármenes!


Boquerón y anchoa ¿son lo mismo?

Anchoa y boquerón SI son lo mismo. 

El boquerón, junto con el jurel y la sardina, es uno de los pescados azules más demandado, popular y consumido en España. 

Es un pez fácilmente identificable por su tamaño pequeño, su cuerpo de forma comprimida, su vientre de color plateado y su lomo de color azul, más bien negruzco, además en su boca sobresalen unos dientecillos diminutos.

Recordemos que, los pescados azules deben su nombre a la coloración azulada de su capa externa.

¿Sabías qué…?  Anchoa y boquerón SI son lo mismo. Tras el tratamiento en salazón del boquerón damos lugar a lo que conocemos como anchoa. 

Así es, y es que aunque veamos de color y sabor diferente a la anchoa del boquerón, no podemos creer que es el mismo pescado tratado de una manera diferente, por eso al gusto, al olfato y la vista les podemos engañar, pero les estamos dando la misma especie y por tanto las mismas vitaminas.

Respecto al aporte de vitaminas, destacan los solubles en grasa (A y D) y un alto contenido en B12. Y también posee vitamina E, que ejerce un efecto antioxidante. Su consumo se recomienda por sus propiedades nutritivas, especialmente en las personas con riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

¿Cuándo es una buena época para comerlos?

En los meses de primavera y verano, pues es cuando el sol calienta la superficie de las aguas del mar, y nuestros bancos de boquerones ascienden a las capas más superficiales para alimentarse y reproducirse. Y es ahí donde han adquirido el nivel más alto de grasa y su carne es más aromática y sabrosa, por lo que los pescadores llevan a cabo su captura y comienza lo que se conoce con el nombre de “la costera de la anchoa o del bocarte”. 

Se captura fundamentalmente con artes de cerco durante la noche, especialmente entre los meses de abril y julio en la costa cantábrica española y durante julio y agosto en el Mediterráneo.

El boquerón es una especie que abunda en los Océanos Pacífico y Atlántico y también en el mar Mediterráneo y Negro, donde vive a más de 100 metros de profundidad durante el duro invierno, pero luego en esos meses, como ya hemos dicho, sube a la parte superficial.

Su época se remonta a la época de los romanos que ya conocían las salazones y encurtidos. Al ser un pescado graso no admite bien la congelación. Pero hay muchas variedades para cocinar y poder saborear este pescado. Boquerón en vinagre, rebozado, a la plancha, a la brasa, en salazón como anchoa…. ¿y tú, cuál prefieres?